19 junio 2017

Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco

“El primer Papa americano es el jesuita argentino Jorge Mario Bergoglio, de 76 años, arzobispo de Buenos Aires. Es una figura destacada de todo el continente y un pastor sencillo y muy querido en su diócesis, que ha visitado a lo ancho y a lo largo, incluso trasladándose en medios de transporte público, en los quince años de ministerio episcopal”.

Por: José Francisco Contreras

Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco

Así comienza la biografía dada a conocer por El Vaticano cuando el cardenal argentino fue elegido Papa.

Y para contar quién es, cita una frase suya: «Mi gente es pobre y yo soy uno de ellos», con la que Mario Bergoglio explicaba su opción de vivir en un apartamento y de prepararse la cena él mismo. "A sus sacerdotes siempre les ha recomendado misericordia, valentía apostólica y puertas abiertas a todos".

Nació en la capital argentina el 17 de diciembre de 1936, hijo de emigrantes piamonteses: su padre, Mario, era contador, empleado en ferrocarril, mientras que su madre, Regina Sivori, se ocupaba de la casa y de la educación de los cinco hijos.

Se diplomó como técnico químico y eligió luego el camino del sacerdocio, Entró en el seminario diocesano de Villa Devoto. El 11 de marzo de 1958 pasó al noviciado de la Compañía de Jesús. Completó los estudios de humanidades en Chile y en 1963, al regresar a Argentina, se licenció en filosofía en el Colegio San José, de San Miguel. Entre 1964 y 1965 fue profesor de literatura y psicología en el Colegio de la Inmaculada de Santa Fe y en 1966 enseñó las mismas materias en el Colegio del Salvador en Buenos Aires. De 1967 a 1970 estudió teología en el Colegio San José, y obtuvo la licenciatura.

El 13 de diciembre de 1969 recibió la ordenación sacerdotal de manos del arzobispo Ramón José Castellano. Prosiguió la preparación en la Compañía de 1970 a 1971 en Alcalá de Henares (España), y el 22 de abril de 1973 emitió la profesión perpetua. De nuevo en Argentina, fue maestro de novicios en Villa Barilari en San Miguel, profesor en la facultad de teología, consultor de la provincia de la Compañía de Jesús y también rector del Colegio.

El 31 de julio de 1973 fue elegido provincial de los jesuitas de Argentina, tarea que desempeñó durante seis años. Después reanudó el trabajo en el campo universitario y entre 1980 y 1986 es de nuevo rector del colegio de San José, además de párroco en San Miguel. En marzo de 1986 se traslada a Alemania para ultimar la tesis doctoral; posteriormente los superiores le envían al colegio del Salvador en Buenos Aires y después a la iglesia de la Compañía de la ciudad de Córdoba, como director espiritual y confesor.

Es el cardenal Antonio Quarracino quien le llama como su estrecho colaborador en Buenos Aires. Así, el 20 de mayo de 1992 Juan Pablo II le nombra obispo titular de Auca y auxiliar de Buenos Aires. El 27 de junio recibe en la catedral la ordenación episcopal de manos del purpurado. Como lema elige Miserando atque eligendo y en el escudo incluye el cristograma IHS, símbolo de la Compañía de Jesús.

Concede su primera entrevista como obispo a un pequeño periódico parroquial, «Estrellita de Belén». Es nombrado enseguida vicario episcopal de la zona de Flores y el 21 de diciembre de 1993 se le encomienda también la tarea de vicario general de la arquidiócesis. No sorprendió que el 3 de junio de 1997 fuera promovido como arzobispo coadjutor de Buenos Aires. Antes de nueve meses, a la muerte del cardenal Quarracino, le sucede, el 28 de febrero de 1998, como Arzobispo, primado de Argentina. El 6 de noviembre sucesivo fue nombrado Ordinario para los fieles de rito oriental residentes en el país y desprovistos de Ordinario del propio rito.

Tres años después, en el Consistorio del 21 de febrero de 2001, Juan Pablo II le crea cardenal, asignándole el título de san Roberto Bellarmino. En esa ocasión, invita a los fieles a no acudir a Roma para celebrar la púrpura y a destinar a los pobres el importe del viaje. Gran Canciller de la Universidad Católica Argentina, es autor de los libros Meditaciones para religiosos (1982), Reflexiones sobre la vida apostólica (1986) y Reflexiones de esperanza (1992).

En octubre de 2001 es nombrado relator general adjunto para la Décima Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, dedicada al ministerio episcopal, encargo recibido en el último momento en sustitución del cardenal Edward Michael Egan, Arzobispo de Nueva York, de presencia necesaria en su país a causa de los ataques terroristas del 11 de septiembre. En el sínodo subraya en particular la «misión profética del obispo», su «ser profeta de justicia», su deber de «predicar incesantemente» la Doctrina Social de la Iglesia, pero también de «expresar un juicio auténtico en materia de fe y de moral».

Mientras, en América Latina su figura se hace cada vez más popular. A pesar de ello, no pierde la sobriedad de trato y el estilo de vida riguroso, por alguno definido casi «ascético». Con este espíritu en 2002 declina el nombramiento como presidente de la Conferencia Episcopal argentina, pero tres años después es elegido y más tarde reconfirmado por otro trienio en 2008. Entre tanto, en abril de 2005, participa en el Cónclave en el que es elegido Benedicto XVI.

Como Arzobispo de Buenos Aires —diócesis de más de tres millones de habitantes— piensa en un proyecto misionero centrado en la comunión y en la evangelización. Son cuatro los objetivos principales: comunidades abiertas y fraternas; protagonismo de un laicado consciente; evangelización dirigida a cada habitante de la ciudad; asistencia a los pobres y a los enfermos. Apunta a reevangelizar Buenos Aires «teniendo en cuenta a quien allí vive, cómo está hecha, su historia». Invita a sacerdotes y laicos a trabajar juntos. En septiembre de 2009 lanza a nivel nacional la campaña de solidaridad por el bicentenario de la independencia del país: doscientas obras de caridad para llevar a cabo hasta 2016. Y, en clave continental, alimenta fuertes esperanzas en la estela del mensaje de la Conferencia de Aparecida de 2007, que define «la Evangelii nuntiandi de América Latina».

Hasta el inicio de la sede vacante era miembro de las Congregaciones para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, para el Clero, para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica; del Pontificio Consejo para la Familia y de la Pontificia Comisión para América Latina.

Principales hitos de su pontificado:

  • El Consejo de Cardenales y la reforma de la Curia Romana: El Consejo de Cardenales fue creado por el papa Francisco el 13 de abril de 2013 e institucionalizado de forma permanente el día 30 de septiembre de 2013 para satisfacer las necesidades de reforma dentro de la Curia Romana y revisar la Constitución apostólica Pastor Bonus. El principal objetivo del grupo es el del asesoramiento del papa en el gobierno de la Iglesia Universal, el cual lo ejercen tanto a título de Consejo como a título personal, siendo cada miembro libre de hacer sus propias sugerencias. No obstante, los comentarios del Consejo son orientativos y la decisión final recae sobre el pontífice. Está compuesto por el papa Francisco y ocho cardenales, entre ellos, el Arzobispo emérito de Santiago, cardenal Francisco Javier Errázuriz.

- Medidas:

  • Creación de una comisión especial para la protección de los menores víctimas de abusos sexuales y para la lucha contra los curas pedófilos.
  • Creación de tres comisiones para los asuntos económicos: una para investigar al IOR, otra para revisar el conjunto económico y administrativo de la Santa Sede y racionalizarlo y una tercera para intensificar la vigilancia en las finanzas vaticanas.
  • Creación de la Secretaría de Economía para coordinar la «gestión financiera y administrativa del Vaticano», mejorar el uso de los recursos, la mejora de la ayuda (económica) disponible para varios programas, en particular los destinados a trabajar con los pobres y marginados y elaborar el Presupuesto anual tanto para la Santa Sede como el Estado de la Ciudad del Vaticano.

- Sínodos:

  • El Sínodo Extraordinario de Obispos sobre la familia:el 1 al 3 de octubre de 2013 se convocó la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de Obispos, bajo el lema «Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización», que se desarrolló en la Ciudad del Vaticano entre el 5 y el 19 de octubre de 2014.
  • Previamente, El Vaticano envió a todas las conferencias episcopales del mundo un cuestionario con el fin de escuchar la opinión de los católicos acerca del tema central del sínodo.
  • La XIV Asamblea General Ordinaria del sínodo de obispos se desarrolló del 4 al 25 de octubre de 2015 y su tema fue «la vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo». Allí se reflexionó sobre los puntos tratados en el Sínodo extraordinario de obispos sobre la familia con el fin de formular orientaciones pastorales adecuadas para la atención pastoral de la persona y la familia.
  • El papa covocó a la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de Obispos para 2018, para el Sínodo "Los Jóvenes, la fe y el discernimioento vocacional".

- Encíclicas:

  • Lumen fidei
  • Laudato si'

- Motu proprios:

  • "Sobre la competencia de las autoridades judiciales de la Ciudad del Vaticano en materia penal", publicado el 11 de julio de 2013. Motu proprio "Sobre la prevención y el contraste de las actividades de blanqueo, la financiación del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva", publicado el 8 de agosto de 2013.

- Exhortaciones apostólicas:

  • Evangelii Gaudium
  • Amoris laetitia

- Consistorios para la creación de cardenales

  • Primer consistorio: 22 de febrero de 2014. El papa Francisco, tal y como había anunciado, creó diecinueve nuevos cardenales, entre ellos el Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati. Segundo consistorio: 14 de febrero de 2015. Francisco creó un total de 20 nuevos cardenales son: Cuarto consistorio: Está convocado para el 28 de junio de 2017. Se ha anunciado que el papa creará cinco nuevos cardenales.

  • Residencia: Francisco decidió hacer de la Casa de Santa Marta su lugar de residencia, renunciando así al Palacio Apostólico Vaticano usado por los papas desde Pío X (1903). En concreto, se aloja en la suite 201, destinada a alojar al nuevo pontífice, la cual consta de un dormitorio, un salón y un baño. Su decisión fue tomada, según Federico Lombardi, por el propósito de buscar una «forma simple de vivir y la convivencia con otros sacerdotes».
  • Salud: El papa Francisco es reconocido por su estado vital y saludable. A los 21 años se le extirpó parte de un pulmón.
  • Idiomas: Además del idioma español que es su lengua materna, el papa Francisco habla con fluidez en italiano, y cuenta con conocimientos intermedios de francés y alemán.

Fuente: Comunicaciones Santiago

http://www.iglesiadesantiago.cl
Comentarios
No se han recibido comentarios.
Los comentarios de esta noticia se encuentran cerrados desde el a las hrs

JUNIO

- 1 al 11: Semana de Oración por la unidad de los cristianos.

- 8: Día de Santificación del Clero

- 11: Santísima Trinidad

- 23: Sagrado Corazón de Jesús

- 30: Retiro Diáconos

ACTIVIDADES DE NUESTRO CAMINAR SINODAL

- 3: Vigilias de Pentecostés.

- 4 y 11: Consulta a los fieles en las Eucaristías dominicales.

- 18: Procesión de Corpus Christi. Gesto de los Jóvenes en la Ciudad.