Sentido de la Asunción de la Virgen
Hermano Ramón Gutiérrez
Asuncionista del Santuario Lourdes

 Nombre
Si puede ver este mensaje, favor no llenar el campo que aparece a continuación:
Se necesita un valor.

 E mail
Se necesita un valor.

 Teléfono


 Asunto


   

Homilía Card. Ezzati Solemnidad San Pedro y San Pablo
Entrevista con monseñor Ricardo Ezzati
28 de Enero
Usuario:
Se necesita un valor.


Contraseña:




Editorial de la semana
 

Sentido de la Asunción de la Virgen

Hermano Ramón Gutiérrez
Asuncionista del Santuario Lourdes


Fiesta de la Asunción de la santísima Virgen María

En la fiesta de la Asunción celebramos a la Santísima Virgen, en su existencia actual, junto a Dios, en la gloria que el Señor le dio después de su existencia terrena.  Creemos que María existe así, en toda su realidad humana, en cuerpo y alma glorificados.  Así como, para todos los justos, habrá una glorificación corporal con la Resurrección al final de los tiempos, para María creemos que la glorificación de todo su ser ha sido anticipada y es ya realidad.

No se trata solamente de la presencia en el cielo de María; eso lo afirma la Iglesia de todos los “santos canonizados”.  Se trata de su existencia en estado glorioso que incluye también la glorificación del propio cuerpo.

El cielo está ya habitado por Cristo y María con sus cuerpos glorificados.

Este misterio de María nada dice de los últimos años y del final de la vida terrenal de María.  Las Escrituras callan sobre ellos.  Ignoramos cómo, dónde y cuándo terminó María su vida terrenal.  Lo que enseña la Iglesia es que María, tras su vida en este mundo, recibió de Dios el estado de glorificación total.

Señala el padre Aldo Gajardo, a. a., rector del Santuario de Lourdes:

“María de Nazaret, la esposa del carpintero, la muchacha de Palestina ha entrado al cielo, no como un acto espontáneo, sino como consumación y conclusión de una vida entregada a buscar y hacer las cosas que a Dios le gustan.

“María, nos dice que todo lo que cantó en la casa de Isabel es una realidad, que es posible vivirla y que hacia allá caminamos.

“La Asunción de María a los cielos, es la muestra más clara que todo lo que ella dijo es verdad.  Porque en el MAGNIFICAT encontramos que la gracia está por sobre el pecado y este es el significado de esta fiesta.

“Si María no tiene pecado y es la llena de gracia, no podía tampoco participar de la consecuencia del pecado, que es la muerte, por tanto participa ya de la promesa de Jesús, de que todos participaremos en nuestra total integridad, cuerpo y alma, de su propia glorificación.

“En este año 2014, en una realidad con tanto conflicto: ¿tendrá algún sentido celebrar esta fiesta? ¿Tendrá algo que ver con nosotros? Creo que nos invita a crecer en tres aspectos:

- Abrirnos a la capacidad de asombrarnos con lo que Dios nos regala cada día y con lo que puede hacer con cada uno de nosotros; todos somos una obra en las manos del artesano; asombrarse es acoger lo que Dios quiere darnos y por donde nos invita a caminar.

- Crecer en reflexión, pensar, buscar qué significa todo lo que estamos viviendo y lo que estamos invitados a vivir: a lo mejor significa romper con muchas cosas, romper con costumbres, con formas de pensamiento, de juzgar, de dejarnos cuestionar por otros.

- A tomar resoluciones: de hacer las cosas que a Dios le gustan. En otras palabras, crecer en fe, oración y servicio.

“María nos enseña que el secreto de todo, está en que Aquel que la ha amado, ha mirado su pequeñez, no su grandeza.  Dios también se fija en nuestra pequeñez y fragilidad, ¿qué podemos ofrecer a Dios que no sea de él?  Sólo nuestra pequeñez y flaqueza.  Él lo transforma en cielo”.



Editoriales anteriores
 

  >   El sacerdote diocesano y el cura de Ars - Padre Ignacio Gramsch

  >   Solidaridad con olor a Pan - Monseñor Pedro Ossandón Buljevic

  >   Fiesta del Apóstol Santiago - Diego García

  >   Semana Teológica Pastoral - Yasna Ayala

  >   Teresita de los Andes y Los Jóvenes - Juan Carlos Astudillo Pérez

  >   Tiempo de Renovar la Esperanza - P. Francisco Llanca

  >   Historia de la Iglesia en Chile - Marcial Sánchez

  >   Cristo por la Ciudad - Cardenal Ricardo Ezzati Andrello

  >   Inclusión detrás de una pelota - Diego García

  >   El Don de la vida - Ana Cecilia Araujo

 
1