La Cruz de Mayo: "una experiencia misionera con el folclor"
Padre Carlos Cox D.
Rector santuario Nacional de Maipú

 Nombre
Si puede ver este mensaje, favor no llenar el campo que aparece a continuación:
Se necesita un valor.

 E mail
Se necesita un valor.

 Teléfono


 Asunto


   

Mensaje de Pascua Cardenal Ricardo Ezzati
Entrevista con monseñor Ricardo Ezzati
28 de Enero
Usuario:
Se necesita un valor.


Contraseña:




Editorial de la semana
 

La Cruz de Mayo: "una experiencia misionera con el folclor"

Padre Carlos Cox D.
Rector santuario Nacional de Maipú


Descripción

El proximo sábado 3 de mayo 2014 seran enviados folcloristas a visitar casas.  Ellos saldrán con la “Cruz de Chile” engalanada con flores, signo de resurrección y vida.  Se bendecirá a los moradores de cada casa visitada, entregándoles una velita encendida desde el Cirio Pascual, diciendo “esta es la luz de Cristo”, una imagen de la Virgen del Carmen y recogiendo una ofrenda de alimentos no perecibles para los equipos solidarios, especialmente para ayudar a los damnificados del gran incendio de Valparíso.

Esta tradición comenzó hace ocho años con 30 a 40 folcloristas, representando entre 15 y 20 conjuntos de la Casa del Folclor de Maipú: “Araucaria de Maipú”.Hoy está presente también en la Zona Sur (Parroquia Cruz de Mayo) y en la Parroquia de la Visitación (Ciudad Satélite, Maipú)

¡Fue impresionante la acogida y las experiencias vividas en otros años!  El domingo anterior un equipo de folcloristas visitan muchos de estos hogares informándoles y motivándolos a participar, por eso muchos estaban atentos, incluso algunos habían colocado altares con imágenes adornadas con flores y velas en la entrada de las sus casas.

Se pudo bendecir a muchas familias y especialmente a enfermos, alguno de ellos moribundos…Junto a las bellísimas experiencias difíciles de expresar, en cada hogar (aproximadamente 80 o 90 por Cruz); para mí lo más impresionante fue ver a tantos folcloristas: hombres y mujeres, familias, gente de tercera edad y muchos jóvenes transformarse en “misioneros” a través del folclor.

Es una forma muy concreta de vivir la Misión Territorial, de ir a las "periferias", y de "armar lío".

Al finalizar se congregarán  para celebrar con guitarreo, cuecas, empanadas y “navegado”, hasta  tipo 23:00 hrs. Sin duda habrá, como otros años, un ambiente de mucha alegría, y como ellos mismos decían “estarán contentos y cansados”.  Todos los años les agradezco reforzando el hecho que todos somos “portadores de Cristo”, como María; para llevarlo a los hogares, especialmente a los más necesitados y recordándoles que eso viene del hecho de ser bautizados como hijos y portadores de Dios.

Historia

Esta experiencia misionera nace de la costumbre de la “Cruz de Mayo” al dedicar el 3 de mayo a honrar la cruz del Salvador, ya que en esa fecha fue hallada en Roma después de haber permanecido largo tiempo ignorada.  El emperador de Roma, Constantino, sustituyó las águilas por la Cruz en el estandarte romano.  Su madre fue quien con mucho afán buscó la Cruz.  Ella llegó hasta el Santo Sepulcro, después de mucho recorrer y, aconsejada por los “antiguos” del lugar logró abrir el sepulcro encontrándose con tres cruces.  Se halló frente a una disyuntiva: ¿cuál era la de Jesucristo si además crucificaron a dos ladrones con él?  Entonces le surgió la idea de bendecir a una mujer gravemente enferma con cada una de las cruces.  Fue con la tercera cruz, que al aplicársela quedó totalmente curada.  Este hecho ocurrió en el año 326 o, según la crónica de Eusebio, en el año 328.

Esta tradición religiosa de innegable raíz católica, por razones poco claras, ha pasado de la Iglesia al mundo del folclor.  Retomar esta tradición, orientarla y darle cabida al interior de las comunidades cristianas es un desafío grande, pero no imposible.

Hemos conocido esta tradición en la zona de Concepción hace unos 30 años y cuando todavía era parte de algunos católicos.  Varias personas la hacían por manda o promesa.

Los romeros pasan casa a casa, puerta a puerta cantando:

“Aquí anda la Cruz de Mayo

visitando a sus devotos

con un cabito de vela

y un traguito de mosto

 

Si usted tiene, no lo niegue,

que le sirva de algún daño

por no darle una limosna

a la Santa Cruz de Mayo.

 

Las estrellitas del cielo

cada uno tiene su nombre,

¿dónde está la dueña de casa

que no sale ni responde?

 

Si los atienden

 

Muchas gracias señorita (señor)

por la limosna que ha dado

bajaron las tres Marías

por el camino sagrado.

 

Si no los atienden

 

Esta es la casa de los pinos

donde viven los mezquinos

esta es la casa de los tachos

donde viven los borrachos.”

En el año 2006 se acercó Martita Núñez, Presidenta de la Casa del Folclor para ver cómo podíamos asumir y desarrollar esta experiencia nacida del folclor con una dimensión pastoral y urbana.

Ese año hicimos la primera experiencia que nos dio mucha alegría.

Poco a poco aumentaron “las cruces” (las columnas) y fuimos descubriendo la mejor forma de realizarlo.  Lo primero fue repartir un volante para informar y avisar en que consistía y cuando sería esta visita.

Luego reforzamos lo religioso, llevando la vela encendida desde el Santuario y la imagen de la Virgen.  Un año fue un tríptico, otro un “santito”, etc.… Con el tiempo fuimos buscando el mejor momento.  Un día por la lluvia tuvimos que cambiar de fecha, ello produjo desconcierto y llegaron reclamos. El 2010 se realizó el domingo para encontrar más familias en sus casas, pero este año lo haremos el sábado porque los hogares están con más tiempo y se “compite menos” con los programas de televisión.

Cada día mejora la motivación y así poco a poco los folcloristas se han ido convirtiendo en “discípulos misioneros”, ya que esta es una de las tres actividades que tenemos con ellos, coordinado con el Equipo Pastoral de Maipú y podemos en una acción misionera tener tres efectos: visitar hogares (entre cerca de 350 en  una noche); asumir el espíritu laical (son cerca de 150 personas las que participan) y mostrar una dimensión misionera del folclor.

Consecuencias pastorales

Creo que con un poco de animación pastoral se puede transmitir esta experiencia a las parroquias, con lo que se acoge, integra y dinamiza pastoralmente a muchos folcloristas (especialmente jóvenes) que hay en los sectores parroquiales y con ellos se inicia o fortalece el objetivo pastoral de la Misión Territorial.



Editoriales anteriores
 

  >   MENSAJE DE PASCUA 2014 - Ricardo Ezzati A

  >   El grano de trigo - Fernando Tapia Miranda, pbro.

  >   Morir resucitando - Mons. Cristián Contreras Villarroel

  >   En Chile, la tierra se mueve - Diego García Monge

  >   Diálogo sobre Educación e Iglesia - Padre Tomás Sherz

  >   “El ángel del Señor anunció a María y concibió por obra y gracia del Espíritu Santo” - Iván Peralta Carrasco

  >   Homilía en la Oración Ecuménica por Chile y sus Nuevos Gobernantes - Mons. Ricardo Ezzati

  >   Iglesia viva - Monseñor Cristián Contreras Villarroel

  >   Encuentros cara a cara - Monseñor Cristián Contreras Villarroel

  >   A un año de la renuncia de Benedicto XVI - Diego García Monge

 
1