18 Diciembre 2017

Comisión Sínodo de Santiago entrega primer documento

El grupo de trabajo entregó este sábado 16 oficialmente al Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, el conjunto de tres documentos denominado “Iluminadores”, que contiene reflexiones acerca de los tres ejes temáticos del próximo sínodo: los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.

Por José Francisco Contreras

Monseñor Pedro Ossandón, responsable de esta comisión organizadora, precisó que estos documentos tienen por objetivo ayudar a toda la arquidiócesis a entender este sínodo arquidiocesano y sus temas, para que sean conversados en comunidad, hacer oración y "comprometerse a proponer ideas que nos ayuden a anunciar el Evangelio a todos los jóvenes".

Los documentos se refieren a los tres ejes temáticos del sínodo mencionados, y tienen como títulos provisorios "No queremos un cambio, necesitamos un cambio", "Firmes en la fe para una cultura en movimiento" y "Discernimiento vocacional, desafíos y oportunidades".

El cardenal Ezzati agradeció el trabajo realizado por la comisión e invitó a sus miembros a sentirse llamados por Dios a "esta tarea tan hermosa de la evangelización".

Destacó el espíritu de este Adviento "como profecía de la vida cristiana de todos los tiempos" y pidió a Dios "la gracia de esperar fervorosamente la vendida de tu Hijo unigénito", como lo señala la oración litúrgica de la misa del pasado viernes 15. La gracia de esperar esa venida, dijo, no solo pensando en la Navidad, sino "en la vida de todos los días", en la venida de Jesucristo, "que nos trae la salvación, la liberación, el gozo de sentirnos hijos, hermanos, de ser colaboradores del Reino".

Luego, habló de la sinodalidad, del caminar juntos en la Iglesia, que es comunión. "Ser Iglesia y ser una Iglesia misionera es parte esencial de lo que significa ser el Pueblo santo y fiel de Dios hoy día, dijo. Y agregó que hoy, "más que nunca estamos llamados a superar la mentalidad de que la Iglesia es la jerarquía, sino que la Iglesia somos todos, aunque con vocaciones diferentes". Estas diferencias son una gracia, expresó el pastor, "una diferencia para el don y no para oponernos".

Dios nos ama como somos

Más adelante, el Arzobispo de Santiago resaltó la dimensión misionera de una Iglesia que camina en comunión. "Estamos llamados a ser misioneros para los hombres y mujeres de nuestra ciudad de Santiago, que es inmensa". Una Iglesia, señaló, destinada a servir a personas, que viven en una cultura secularizada, que margina a Dios de la vida de las personas, por lo que "necesitamos ser una Iglesia misionera. También en el anuncio directo de Jesús, para que en la comunidad cristiana y en la familia se vaya alimentando esa fe".

Además, el cardenal Ezzati indicó que estamos llamados a vivir el X Sínodo Arquidiocesano en el clima de Pentecostés, es decir, precisó, "en un clima de oración, de discernimiento, preparando el espíritu para estar dispuestos a salir, a enfrentar lo que la gente podría decir, con un espíritu de audacia".

El encuentro tuvo un momento de escucha por parte del cardenal de las vivencias personales e inquietudes pastorales de los jóvenes presentes, quienes expresaron con libertad y profundidad sus reflexiones acerca de sus vidas y la vida de la Iglesia en la arquidiócesis.

El pastor, recordando la Escritura, les señaló que Dios es como el alfarero, que toma el barro y hace un vaso nuevo, que usa "el desecho que somos cada uno de nosotros, el desecho que es la humanidad, para hacer algo nuevo a partir de nuestra fragilidad". Agregó que la última palabra no es nuestra pequeñez, nuestra limitación, nuestra confusión o lo que la sociedad nos echa en cara, sino que la última palabra es "el proyecto que Él realiza a partir de lo que nosotros somos". Y esta es la buena noticia que tenemos que anunciar, enfatizó, "que el sínodo sea un anuncio de liberación, de verdad, de acogida", porque "Dios nos ama así como somos", terminó diciendo el cardenal Ezzati.

Al final del encuentro se dio cuenta de un trabajo del equipo "Observatorio", que consistió en escuchar a jóvenes tanto católicos, evangélicos como no creyentes y que se condensa en un documento escrito y audiovisual denominado "100 jóvenes opinan", que será también un recurso para trabajar en el sínodo arquidiocesano.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl

Galerías fotográficas