24 Noviembre 2010

Hondo pesar por fallecimiento de Monseñor Sergio Valech

Los funerales del Obispo auxiliar emérito de Santiago se realizarán este viernes 26 de noviembre, luego de una Misa a oficiarse a las 14:00 horas, en la Catedral Metropolitana, donde son velados sus restos mortales.

“Esta mañana muy temprano fuimos despertados con la noticia que acababa de fallecer Monseñor Sergio Valech Aldunate”, relató el Arzobispo de Santiago, Cardenal Francisco Javier Errázuriz en conferencia de prensa el miércoles 24 de noviembre en el Arzobispado de Santiago. “Había estado con él el lunes. Conversamos largamente lo que estaba sucediendo en la Iglesia, en Roma, lo que había ocurrido en la Asamblea Plenaria de Obispos, había seguido por televisión la Misa por Chile… Era una persona con intereses despiertos por seguir la vida del país y de la Iglesia”, sostuvo. “Dios lo llamó y para nosotros es un motivo de alegría que esté tranquilo, en paz, sabiendo que Dios le quería retribuir tantas cosas”.

El cardenal Errázuriz manifestó que Monseñor Sergio Valech fue “un ejemplo de vida sencilla, muy pobre, sin querer nada para el mismo, sin ninguna atención especial”. Contó que el Obispo “quería pasar por el mundo tal como lo hacen los más pobres de nuestra patria”, a pesar de ser una persona con mucho dinero heredado de su padre y su hermano. Con estos recursos hizo un enorme bien a los demás. “Quería que todo lo que había regalado redundara entre los menos favorecidos de nuestra patria”, relató el Cardenal. Añadió que esta predilección por las personas que sufren pobreza también se manifestaba en su deseo de celebrar la misa dominical en una de las capillas de más escasos recursos de la capital.

El Cardenal concluyó: “Para nosotros era un ejemplo de chileno, un ejemplo como sucesor de los apóstoles con esa sencillez y con esa voluntad de seguir a nuestro señor Jesucristo”.

A favor de la reconciliación

“En lo que se refiere a la reconciliación de nuestra patria estuvo siempre a disposición para los distintos lugares de encuentro donde se analizó lo que había pasado y se buscaron formas para poder resarcir los daños”, explicó el Cardenal. Añadió: “Tenía un corazón muy preocupado de la justicia, pero también muy misericordioso. Esperaba que Chile abriera caminos de reconciliación”. También recordó que estuvo dispuesto a ir a la cárcel por preservar las fichas de quienes eran perseguidos y buscaron refugio en la Iglesia Católica.

Como el pobre de Asís

Monseñor Cristián Contreras Villarroel, Obispo Auxiliar de Santiago y sucesor de Monseñor Valech en la Vicaría General del Arzobispado de Santiago desde el año 2000 manifestó a los periodistas presentes su aprecio por el Obispo. “Don Sergio fue un gran maestro. Era un hombre que pasaba aquí, en el Arzobispado, horas de horas escuchando a sacerdotes, religiosas”, recordó.

Monseñor Sergio Valech fue el co consagrante principal durante su ordenación episcopal, rememoró. Sobre la fuerte espiritualidad que lo caracterizaba, Monseñor Contreras afirmó que “don Sergio era un franciscano de corazón. Su gran modelo a seguir, además de nuestro Señor, fue siempre el pobre de Asís. Su vida está reflejada en el santo que tantas gracias y tan grande ha hecho a nuestra Iglesia”. Finalmente dijo: “Don Sergio dejó una lección para quienes somos pastores de escuchar mucho y atender mucho a los sacerdotes”.

- Libro virtual de condolencias

Biografía

Monseñor Sergio Valech nació en Santiago el 21 de octubre de 1927. Hijo de Antonio Valech Haddad y Mercedes Aldunate Lazo.

Estudió en el Seminario de Santiago y en la Facultad de Teología de la Universidad Católica de Chile.

Fue ordenado sacerdote el 28 de junio de 1953 por el Cardenal José María Caro, Arzobispo de Santiago.

Fue Vicario cooperador parroquial. Vicario ecónomo de Lo Negrete. Director de la Casa del clero. Profesor en el Seminario de Santiago. En el Arzobispado de Santiago ha sido, sucesivamente, Pro-Secretario, Administrador de bienes y Vicario general. Canónigo de la Catedral. Renunció a esta dignidad en julio de 1995.

Pablo VI lo eligió Obispo titular de Zabi y Auxiliar del Cardenal Raúl Silva Henríquez, Arzobispo de Santiago, el 27 de agosto de 1973.

Fue consagrado en la Catedral de Santiago el 18 de octubre de 1973 por el Cardenal Raúl Silva Henríquez, Arzobispo de Santiago. Los co-ordenantes principales fueron Mons. Emilio Tagle, Arzobispo-Obispo de Valparaíso, y Mons. Fernando Ariztía, Obispo titular de Timici.

Lema episcopal: Evangelizare pauperibus.

Se desempeñó como Obispo Auxiliar de los Arzobispos Silva Henríquez, Fresno, Oviedo, Errázuriz Ossa. Vicario general, 1983. Vicario de la Solidaridad, 1987-1992. Vicario de Pastoral Social, 1992. Administrador Apostólico sede plena del 13 de febrero 1997 a 18 de mayo de 1998. Vicario general y Moderador de la curia arzobispal, 1990. En enero del 2003 Juan Pablo II le aceptó la renuncia que había presentado por razón de edad.

- Libro virtual de condolencias

Fuente: DOP www.iglesiadesantiago.cl

Galerías fotográficas