17 Diciembre 2018

Jóvenes de la Arquidiócesis de Santiago se certificaron como Animadores de la Esperanza

Este sábado 15 de diciembre, cerca de 150 jóvenes de las diferentes zonas de la Arquidiócesis de Santiago y acompañados de familiares y amigos, recibieron su certificación como Animadores de la Esperanza.

Por Enrique Astudillo Baeza

La jornada de certificación, comenzó con una eucaristía presidida por Monseñor Cristián Roncagliolo, Vicario de la Esperanza Joven, quien señaló: “Un buen animador de la Esperanza debe tener las tres cualidades de Juan el Bautista: preparar, reconocer y tener claridad de cuál es su misión. El animador le prepara el camino al Señor para que este llegue al corazón de otros jóvenes. Reconocer que nosotros no somos dignos ni siquiera de desatarle la correa de su sandalia, y lo tercero, es que Juan el Bautista, sabía cuál era su misión, desaparecer para que Cristo crezca, y esto es muy práctico, nosotros no formamos jóvenes para que nos sigan, los formamos para que sigan a Jesús”, exhortó.

Así mismo, invitó a los presentes a ser como Juan el Bautista “que marca con su testimonio de vida como debe ser unos buenos cristianos pero sobre todo como debe ser un buen animador de la Esperanza”.

Finalizada la eucaristía, se dio inicio a la certificación de los 150 jóvenes animadores, quienes con alegría y entusiasmo fueron llamados por sus respectivas zonas, a recibir su certificado. Acto seguido, Daniel Guajardo animador de la zona del Maipo y Novelia Dupré formadora de la zona Oeste, fueron invitados a dar su testimonio a los jóvenes.

Para Daniel Guajardo, “este proceso de formación de AES, me enseñó la importancia de la comunidad, el encuentro con Cristo y ser una Iglesia cercana”. Novelia Dupré, por su parte, dijo: “Estoy segura que optar por la formación, sacrificando fines de semana y otras actividades, es una decisión que nace de un profundo encuentro con Cristo, los más importante es que puedan madurar en su identidad cristiana”.

Con esta actividad, se dio por finalizado el proceso para estos 150 jóvenes, quienes durante todo el año, estuvieron formándose para ser animadores dentro de sus comunidades pastorales, participando en jornadas arquidiocesanas y zonales, las cuales constituyen el proceso formativo que ofrece la Vicaria de la Esperanza Joven a través de la Escuela Arquidiocesana de Formación para Animadores de la Esperanza.

Como todos los años, la Vicaria de la Esperanza Joven invita a todos los jóvenes de las diferentes zonas de la arquidiócesis de Santiago a participar en este proceso de formación para el año 2019, que comenzará el mes de abril.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl

Galerías fotográficas