Click acá para ir directamente al contenido
Artículo

Viernes 31 de julio de 2020

Transparencia y responsabilidad en balance 2019 de la labor arzobispal

El ecónomo del Arzobispado de Santiago, Mauricio Domínguez, presentó el miércoles 22 de julio pasado la rendición de cuentas de la gestión pastoral y administrativa realizada a nivel central de la Arquidiócesis de Santiago durante el año 2019. El encuentro online contó con la participación de representantes de todas las unidades del Arzobispado de Santiago.

Fuente: Comunicaciones Arzobispado

Al comienzo de la cuenta, el Obispo Auxiliar y Vicario General, monseñor Cristián Roncagliolo, señaló que el objetivo de este balance es “presentar a la opinión pública cómo funcionó la administración de los recursos de la arquidiócesis el año pasado”. Agregó que “Desde hace algunos años estamos haciendo el ejercicio de dar cuenta pública del balance económico del año, lo cual nos ayuda a transparentar cómo se gastan los recursos y nos obliga a un minucioso cuidado de los bienes, que están al servicio de la misión que tenemos. No podemos olvidar que el uso responsable de los recursos permite que optimicemos los medios para cumplir mejor nuestra tarea evangelizadora”. Luego intervino el ecónomo del Arzobispado de Santiago, Mauricio Domínguez, para presentar esta cuenta 2019. Comenzó recordando que “la Arquidiócesis de Santiago realiza su acción pastoral en siete territorios o zonas, que en total abarcan 42 decanatos, 216 parroquias y 474 capillas”. Luego, precisó que el balance abarca las actividades que se realizan en nivel centralizado, las que se coordinan a través de las vicarías para el desarrollo del plan pastoral, pero que no se incluyen las actividades de cada parroquia.

En su cuenta, el ecónomo informó que en materia de Servicio de Culto, como las peregrinaciones a Los Andes y al Santuario San Alberto Hurtado, la Procesión de la Virgen del Carmen, Te Deum, Corpus Christi, retiros espirituales, Semana Santa y encuentros zonales, se realizaron 331 actividades para 210.182 beneficiados.

En Pastoral Social hubo 51.789 actividades con 163.639 beneficiados, en obras como la Casa de Acogida para Mujeres Maltratadas, Centro de Acompañamiento Familiar, Mujeres Privadas de Libertad, Colonias Urbanas, Adulto Mayor, Maternidad y Paternidad Adolescentes, visitas a enfermos, comedores parroquiales para migrantes y Cas de Acogida para migrantes.

Respecto de Servicios de Formación se llevaron a cabo 3.993, entre las cuales figuran el Inicio del Año Pastoral, Escuelas de Verano, Jornada de Laicos, Semana Teológica, Escuela de Líderes Secundarios, retiro y diplomados para profesores de Religión, Callejeros de la Fe y capacitación en colegios católicos, con 193. 052 beneficiados. En total, durante el año pasado se registraron 56.113 actividades con 566.873 beneficiados directos.

Acerca de la gestión económica 2019, entre las fuentes de ingresos figuran los arriendos y el aporte del 1%, lo que da un total de ingresos de M$12.383.683. Por otra parte, los egresos tienen que ver con todo el trabajo pastoral desarrollado durante el año pasado, lo que suma un monto de M$12.378.820.

El balance: un ejercicio que nos hace bien

Terminada la cuenta, hubo un tiempo para preguntas y aportes de los presentes, momento en el cual Luis Berríos, secretario ejecutivo de la Vicaría Pastoral Social Caritas, destacó el nivel profesional del balance e invita a “dar otro paso en el desafío de la transparencia: realizar una rendición de cuentas más cualitativa respecto de los impactos que estamos logrando, dar cuenta de resultados tangibles de la gestión, como, por ejemplo, si hubo un aumento en la cantidad de sacramentos, o aspectos de la vida comunitaria”.

Por su parte, Cristián Roncagliolo expresó que esta cuenta “es un ejercicio que nos hace bien”, y agradeció mucho a nombre personal y del arzobispo “el trabajo que cada uno de ustedes desarrolla. Los animo a manifestar siempre sus inquietudes y agradezco la colaboración de los sindicatos que ha sido oportuna y clara.”